Navarrete

Navarrete

Navarrete nos recibe con las ruínas del antíguo hospital de peregrinos de San Juan de Arce, donde queda algo más de medio metro de cada pared. Su fachada ha sido trasladada y ahora forma parte del actual cementerio local, a la salida de la población.

Al llegar al núcleo urbano nos sorprende su peculiar calle porticada. Su irregular construcción nos hace temer que su estabilidad es dudosa, aunque lleva así cientos de años. Aquí está el albergue municipal, solo uno de los disponibles en Navarrete.

Alfarería

Esta polbación es reconocida por la destreza de sus alfareros. Por ello, en un lugar destacado próximo a la Iglesia de la Asunción, un descriptivo monumento les rinde justo homenaje.

En la Iglesia de la Asunción podemos admirar las Tablas Flamencas de la Ruta Jacobea.

Servicios

Se trata de una localidad de tan solo unos 3000 habitantes. A pesar de ello dispone de suficientes servicios para el peregrino que decida hacer aquí una corta parada o descansar una noche.

En el libro Buen Camino! le he dedicado contenido en las páginas 99 y 100.