Huellas de peregrinos

huellas de peregrinos. Espiral de piedrasHuellas de peregrinos: Las piedras.

Una de las cosas que más me llamaron la atención incluso desde antes de hacer el Camino de Santiago por primera vez, fueron estas huellas de peregrinos. Estos testigos de paso que los peregrinos vamos dejando por allá donde andamos. Como muchos de vosotros ya sabéis, mi profesión y mi afición es la fotografía. Pues tengo más de 100 fotografías de estos testimonios que a pesar de ser mudos tanto nos hablan; tantas cosas nos dicen; tanto significado pueden tener. Y precisamente a estas Huellas de peregrinos les he dedicado una doble página en el libro Buen Camino!

Huellas de peregrinos: las curcesLas cruces.

Mirad esa imagen: El camino pasa justo entre un aserradero y la carretera. De la misma actividad industrial se encuentran en el propio camino, astillas de madera que supongo salen accidentalmente despedidas. Pues estas astillas son aprovechadas por los peregrinos para dejar cada uno su propia huella en forma de cruz cosida en la malla.

Mientras que hay lugares señalados del Camino de Santiago donde la tradición ya nos marca que debemos dejar nuestra piedra, como en la Cruz de Ferro, encontramos decenas de lugares dispares sin nombre donde casi sistemáticamente aportamos nuestra piedra, llegando después de pasar miles de peregrinos a monumentales acumulaciones.huellas de peregrinos: columnas de piedras

Y aunque no tengamos previsto hacer ninguna de estas aportaciones, cuando vemos uno de estos montículos nos vemos atraídos hacia él. Algo nos impulsa a dejar un guijarro y hacer crecer aunque sea mínimamente la pila mineral.huellas de peregrinos. Montículo de piedras